URBANISMO

Urbanismo, arquitectura y uso del espacio

El punto focal de cualquier antigua ciudad del Cercano Oriente es el zoco o mercado, ancestro milenario de los centros comerciales de la actualidad. Es un espacio de pasajes peatonales que incluye puestos y pequeñas tiendas, aglutinados por rubro y producto.

Tradicionalmente, los barrios residenciales de una ciudad se dividían en líneas étnicas y religiosas. A partir del pluri-confesionalismo de la República Árabe Siria hoy este sistema ha sido reemplazado por las habituales deferencias entre zonas a partir del desarrollo y la construcción.

Las casas tradicionales de las viejas ciudades de Damasco, Alepo y de otras ciudades sirias se preservan. Tradicionalmente, las viviendas se organizan alrededor de uno o más patios con una fuente en el centro y adornados con los árboles frutales, cítricos en su mayoría, así como parras y flores.

Damasco es una ciudad antigua y, junto con Alepo, uno de los lugares habitados más antiguos del mundo. En la capital siria se destaca la Gran Mezquita Omeya, que se remonta a los primeros días del Islam, es uno de sus edificios más antiguos y famosos cuyas paredes están revestidas de mármol y recubiertas de enredaderas doradas y con 600 lámparas de oro que cuelgan de su techo.

A su vez, la ciudad alberga ruinas, así como edificios intactos que datan de miles de años. Estas estructuras están ubicadas en el área llamada Ciudad Vieja. Damasco también es una ciudad de automóviles, autopistas y edificios altos y modernos de hormigón armado.

Alepo, aunque más pequeño, es igualmente antiguo. Está protegido geográficamente por su elevación y terreno rocoso, y remonta su historia a sus días como un fuerte. Hoy Alepo es el segundo centro urbano más grande de la nación y la ciudad más industrializada. Otras ciudades incluyen Lataquia, el principal puerto del país, y Homs y Tartus, que tienen refinerías de petróleo.

En cuanto a las zonas rurales, las aldeas presentan casas con un frente cerrado al mundo exterior, simbolizando la unidad familiar autónoma. Son pequeñas, generalmente con una a tres habitaciones, y están construidos alrededor de un patio central cerrado.

Las casas rurales tradicionales en el noroeste son estructuras de barro con forma de colmenas. En el sur y el este, la mayoría de las casas son de piedra. Los beduinos nómadas, que viven principalmente en el sur y el este, duermen en carpas que son fácilmente transportables.

Fuera de las grandes ciudades, como Damasco, Alepo, Homs y las demás capitales provinciales, las áreas residenciales en las pequeñas aldeas, muestran edificios antiguos, de algunos cientos años, habitados por miembros de la misma familia durante varias generaciones. La construcción suele ser de cemento sin pintar por lo que la gama de colores de una aldea siria suele oscilar entre tonos grises y marrones, a excepción de los casos en que se utiliza el blanco.

Te puede interesar

CULTURA SIRIA

SIRIA ANTIGUA

CRISTIANISMO A ISLAM

BASHAR AL-ASAD