INDEPENDENCIA

INDEPENDENCIA

La primera década posterior a la independencia estuvo marcada por la inestabilidad política. Sólo en 1949 Siria experimentó tres golpes militares. Los conflictos y disturbios continuaron azotando la región cuando las facciones compitieron por el control del gobierno del país después de la independencia en 1946.

En  1954, la creciente oposición pública obligó a renunciar y abandonar el país al presidente Adib Shishakli. El gobierno nacional fue restaurado, pero nuevamente para enfrentar la inestabilidad, esta vez proveniente del extranjero. Después del derrocamiento de Shishakli en un golpe de estado de 1954, las continuas maniobras políticas apoyadas por facciones rivales en el ejército finalmente llevaron al poder a las fuerzas nacionalistas y socialistas árabes. Entre 1946 y 1956, Siria tuvo 20 gabinetes diferentes y redactó cuatro constituciones separadas.

Durante la crisis de Suez (Egipto) de 1956, después de la invasión de la península del Sinaí por las tropas israelíes y la intervención de las tropas británicas y francesas, se declaró la ley marcial en Siria. Más tarde, las tropas sirias e iraquíes fueron llevadas a Jordania para evitar una posible invasión israelí.

En ese marco y en pleno auge de la guerra fría, en noviembre de 1956, Siria firmó un pacto con la Unión Soviética, reforzando su poderío militar con equipamiento ruso, lo cual le permitió luego estar en condiciones de enfrentar al máximo enemigo regional, el régimen de Israel, incondicional aliado de EEUU.

Te puede interesar

INTRODUCCIÓN

UNION CON EGIPTO

RAS – REPÚBLICA ÁRABE SIRIA

BASHAR AL-ASAD