El tumor sionista

EL TUMOR SIONISTA

Hacia finales del siglo XIX Teodoro Hertz fundó el sionismo, un movimiento que urgía a los judíos del mundo, principalmente europeos volver a la “tierra de sus antepasados” en Palestina, a la que designa como Israel.

En consonancia con ese proyecto, y merced a las presiones políticas ejercidas en Londres por el lobby judío pro-sionista, en 1917 los ingleses emiten la Declaración Balfour que consistió en una carta enviada por el canciller británico y ex-primer ministro, A. J. Balfour, el 2 de noviembre de 1917 al banquero Walter Rothschild, representante del movimiento sionista en Londres, para dar su apoyo al proyecto de crear un estado judío en Palestina.

Es así que, en el marco de la nueva subdivisión de la Gran Siria generada por Sykes-Picot, los sionistas deciden llenar Palestina de inmigrantes judíos tan pronto como les fuera posible, generando una gran amenaza hacia los árabes, que tiempo después especialmente durante la entre-guerra (1918-1939) verían cómo el influjo de judíos europeos apoyados por el poder británico, dio lugar al arrebato de su tierra.

Esto generó en 1946 una partición aprobada por la legislación internacional de la naciente Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de la Resolución Nº 181, en la cual los palestinos no tuvieron voz ni voto.

Para 1948, tras una sangrienta campaña de limpieza étnica y expansión, las hordas sionistas armadas (Irgun, Stern, Hagana) dan lugar a la instauración de la entidad conocida como Estado de Israel. A partir de este hecho, empieza una escalada de conflictos entre Israel y Palestina apoyada por los nuevos estados árabes hermanos y vecinos, principalmente Siria, Egipto, Irak y Jordania.

Te puede interesar

INTRODUCCIÓN

INDEPENDENCIA

UNION CON EGIPTO

RAS – REPÚBLICA ÁRABE SIRIA